Debido a la singularidad de los materiales plásticos para pisos, su alto rendimiento, la facilidad de revestimiento, la rapidez de las obras, su precio razonable y su alto nivel de Seguridad, se utilizan ampliamente en lugares públicos como oficinas, escuelas, hospitales, fábricas farmacéuticas, instalaciones deportivas, lugares de esparcimiento, centros comerciales, hoteles y hogares particulares.